Emprender en la sociedad del reconocimiento

.

Recientemente, tuve una charla con un estimado contacto networker sobre el mundo de la emprendeduría. Le expuse que, en mi opinión, para emprender no es necesario ser reconocido como profesional de referencia, y de turno, en una área o sector. Su argumento para rebatirme fue que los socios buscan gente así.

Y tiene razón. Hay gente así, mucha, gente que busca gente así. Parece que el ser reconocido se ha convertido en una moneda de cambio en estos contextos.

Y cierto es que, para emprender, importa que fortalezcas y gestiones tu red social profesional: un recurso clave que te ayudará en la planificación, puesta en marcha y posterior gestión de tu iniciativa emprendedora.

Es importante que hagas una buena promoción individual de tu identidad como persona y dispongas de un plan para fortalecer tu marca personal.

Sin embargo, no necesariamente un emprendedor debe ser famoso para emprender. Si bien no es exactamente lo mismo ser notorio que relevante, también es evidente que detrás de todas las iniciativas empresariales no hay sólo tipos reconocidos.

No debemos confundir estos dos casos muy relacionados:

.

Plan A. Soy famoso, luego emprendo. 

.

Si ya eres famoso, genial. Aprovechas tu capital de marca para vender productos y servicios, monetizas tu reconocimiento como profesional de referencia. En el mundo 2.0 suelen venderse productos digitales (cursos o libros), libros en formato papel y servicios profesionales (asesoría, conferencias o cursos presenciales). Cualquier producto y servicio es válido, pero recomiendo que esté en línea con tu especialidad o sector.

Si no eres famoso y te empeñas en serlo para poder emprender, tendrás que buscar serlo a través de una buena gestión de tu marca personal, como estrategia.

Tus principales objetivos serán:

(1º) Alcanzar (y mantener) notoriedad y buena reputación

(2º) Montar un negocio, vender productos o servicios.

El cómo conseguirlo es la pregunta que te hago: ¿cómo pretendes ser famoso sin emprender algo antes? 

Este post no está orientado a hablaros de los secretos de la expertología, para eso os remito al experto en branding personal Andrés Pérez Ortega, pero os hablaré un poco de ello…

Lo primero que puedes hacer es definir el círculo en el que quieres ser famoso. No es lo mismo ser famoso en tu barrio, en tu universidad, en un círculo profesional de tu sector, que serlo a nivel nacional y salir en los medios de comunicación social.

Según Andrés, no es lo mismo buscar un reconocimiento como experto en un nicho o segmento específico de mercado que en un área amplia de conocimiento o campo genérico. Cuanto más te especialices, más posibilidades tendrás de ser un profesional de referencia o experto.

Lo segundo, es lanzarte a hacer algo para serlo, si no quieres esperar a que el destino te apoye.

Te toca elegir aquello en lo que vas a destinar tus esfuerzos a partir de ahora.

Puede que por arte de magia consigas ser famoso como lo es el observador que había tras la querella Barça-Real Madrid en la final de la Supercopa 2011, justo cuando Mourinho pone su dedo en el ojo de Tito Vilanova, el segundo entrenador del Barça. A este personaje se le llama The Observer y es muy comentado en las redes sociales.

Puedes llegar a ser famoso vendiendo tu imagen en movimiento a través de una cámara, haciendo vídeo-marketing casero. O saltando al escenario, como lo hace Jimmy Jump!!!!

Y hasta con el tiempo puedes conseguir ser un reconocido académico, por tus titulaciones y trabajos universitarios. A nivel profesional en tu sector, por tu trabajo y los logros que has hecho en la empresa. Escribiendo artículos, un libro o un e-book…

La diferencia entre un experto y un profesional desconocido no es exactamente que uno sea más talentoso que otro, sepa más, tenga una trayectoria profesional superior o una creatividad más brillante. Puede ser que el reconocido haya sabido promocionarse mejor: haya hecho mejor los deberes de marketing para conseguir ese posicionamiento. Así, es aconsejable que junto al estudio de tu especialidad, la adquisición de experiencia y tus investigaciones, intentes añadir este ingrediente que marcará la diferencia y te situará por encima de tu competencia.

El caso es llegar a ser famoso. Ahí te dejo con tu ingenio y te deseo suerte en el intento.

Lo que está claro es que no todos los emprendedores van o deben ir por estos caminos (no todos los emprendedores son o quieren ser escritores reconocidos, ni todos tienen cátedras universitarias o se han tropezado con la fortuna como el hombre del bigote).

Seguramente para llegar a conseguirlo pase bastante tiempo (tal vez unos añitos) y, aún así, puede que nunca seas tan popular como habías planeado.

Si lo que persigues es destacar en una especialidad, no te toca más remedio que emprender o trabajar en esa especialidad. Inclusive, si lo que persigues es ser un escritor reconocido la empresa será escribir libros, luego deberás aprender a posicionarte como escritor.

Para un señor que quiere emprender como carpintero, sería ilógico pretender ser primero reconocido por sus publicaciones en un blog, para luego tener ciertas facilidades como emprendedor. En todo caso, sería cuestión de trabajar su posicionamiento a la vez que trabaja su oficio y adquiere experiencia.

Pasemos al plan B.

.

Plan B. Emprendo, luego vendrá la fama

.

Creas un equipo emprendedor (puedes serlo tu solo) y haces un plan de empresa como reflexión entorno tu idea de negocio y análisis de la viabilidad del proyecto.

Como aún no eres famoso, empiezas creando una red de contactos como soporte a tu iniciativa empresarial, por si puedes necesitar recursos financieros, humanos, asesoría, posibles socios, colaboradores, clientes, trabajadores, proveedores, etc. También entra aquí las buenas relaciones que se puedan crear con las entidades públicas.

Pero ojo, no significa que debas llegar a ser amigo del alcalde de tu ciudad o que seas reconocido en tu provincia como un profesional de referencia, sino volvemos a las mismas de antes. Mientras emprendes te buscas la vida para obtener los contactos necesarios. Si ya los tienes bien. Y si llegas a ser amigo del alcalde, mejor.

A la vez se trata de una manera realista de empezar a gestionar tu marca personal.

Si solicitas a una persona ser miembro del equipo, con la previa evaluación de si encaja, y te dice que por tu no ser famoso no está dispuesto a emprender contigo, pasa página y búscate a otro socio.

¿Ya tienes el chiringuito más o menos montado? Empieza a comunicar, haz marketing. Empieza por definir tus objetivos, luego piensa qué estrategias vas a seguir y qué instrumentos de comunicación vas a usar.

.

Para mejorar tu presencia o visibilidad en Internet

.

B.1 La creación y gestión de una comunidad de marca 

Estableces una red de relaciones basada en la confianza, al ofrecer un espacio en tu sitio web 2.0 para los usuarios que tienen el mismo interés en común (tu marca, tus productos, tus servicios) interactúen entre ellos y con la empresa, a nivel multidireccional, sirviendo a la vez de Atención al Cliente. Será importante que tu sitio web disponga de un blog para dinamizar contenido, ir generando comunidad y crear mensajes que pueden ser difundidos mediante el boca-oreja.

Es importante que distingas entre marca personal y marca de empresa. Puedes trabajar las dos como la misma o por separado. Puede que ya seas emprendedor y aún no seas tan famoso O_O

B.2 La presencia de la empresa en las famosas redes sociales digitales

Entre otras cosas, te servirá para llevar a cabo campañas de marketing viral, mejorar el posicionamiento, cuidar de tu reputación online y ampliar las posibilidades para la creación de comunidades entorno tu marca y tus productos.

B.3 Investiga, obtén datos. Observa el comportamiento de tus seguidores, monitoriza lo que se dice en la red sobre tu marca y tus productos, mide el alcance de tu acciones, etc.

B.4 Analiza la información y transfórmala en conocimiento. Si la situación lo requiere, podrás marcarte nuevos objetivos, trazar nuevos planes de acción…

.

Consideraciones:

.

Para trabajar tu marca personal, vuelvo a remitirte a Andrés Pérez Ortega. Para el branding corporativo te enlazo con Paul Capriotti Peri.

Las plataformas para construir redes sociales profesionales como Linkedin o Xing pueden ayudarte, sobretodo  en el plan B, para crear una red de contactos. Te sirven, además, para conocer tu sector, intercambiar información e ideas con otros profesionales, descubrir oportunidades de negocio o conocer posibles socios para tu proyecto.

Las generalistas como Facebook aunque también pueden servirte para comunicarte con cualquier grupo de interés, las aconsejo más de cara al mercado de los consumidores.

Hemos de definir nuestro target y el resto de grupos de interés, marcarnos unos objetivos y planificar unas estrategias que vayan acorde al tipo de plataforma que utilizaremos para crear una red social. Ni es preciso tener presencia, ni es recomendable seguir la misma estrategia, en todas las plataformas.

.

posicionamiento-reconocimientoPuede que seas muy reconocido, pero no estés bien posicionado en el mercado. 

Asegúrate de no confundir reconocimiento con posicionamiento.

Una buena explicación, la podéis encontrar en el artículo ¿Reconocimiento o posicionamiento de marca? del blog Puro Marketing.

Entre otras cosas, dice que el posicionamiento está relacionado con el uso del producto, con la venta, con el lugar que ocupa en el mercado (comparado con la competencia) teniendo en cuenta cuántas personas lo usan. Una marca reconocida no implica que esté posicionada, pero una marca posicionada, es probable que sea reconocida.

El autor aconseja enfocar nuestras acciones de marketing a posicionar nuestros productos dentro de un marco de comunicación controlado.  Por lo tanto, cada acción promocional, publicitaria o estratégica debe tener sus objetivos claros y un seguimiento controlado. Es fundamental, entonces, medir y censar cada acción para descubrir a tiempo qué cara de esta moneda tramposa estamos mirando.

En todo caso, entiendo que este término suele utilizarse  para hacer referencia al posicionamiento en la mente de muchas personas, como los SEO’s lo utilizan para el posicionamiento en los motores de búsqueda.

.

recursos-equipo-emprendedorExisten una serie de factores clave que no debemos pasar por alto.

Un equipo emprendedor debe pensar de no cometer ciertos errores básicos, de los cuales os hablaré en otro post, pero sí diré que es importante que los miembros aporten complementariedad, tengan una misma visión de conjunto, la formación y experiencia necesarias, y una actitud coherente al esfuerzo que se deba hacer y a los objetivos que se persigan.

El equipo emprendedor o empresario es un factor clave que determinará el éxito de nuestra empresa, así como lo es el sector empresarial en el que vayamos a iniciar nuestra actividad, las estrategias que sigamos y la red de contactos que vayamos a crear y/o gestionar.

La red de contactos es, además, un recurso estratégico, como lo es el aprender a identificar y gestionar información relevante o los recursos monetarios.

De la misma manera que desmitifico la creencia de que crear una empresa es algo muy complejo, a través de una realidad que nos muestra como las pequeñas y medianas empresas pueden funcionar muy bien, e incluso a nivel local pueden tener unos beneficios muy interesantes (cuando las iniciativas empresariales de más éxito suelen ser las innovaciones incrementales). También desmitifico la creencia de que uno debe ser popular e influyente para emprender.

Puedes terminar siendo reconocido por tus títulos universitarios, por tu trabajo, por tu empresa, por tus productos, por tus acciones, pero no podemos esperar a ser reconocidos para lanzarnos a emprender. Podemos morir en el intento sin haber emprendido jamás nada, esperando a ser profesionales de referencia.

Tampoco aconsejo buscar el reconocimiento a base de humo y margaritas.

.

red-socialUna red social es un factor clave de éxito empresarial.

En el mundo del emprendedor, se trata de crear y mantener una red de contactos (personal y profesional) que facilite la puesta en marcha del negocio y el desarrollo de la actividad.

Es un soporte en la gestión y en la búsqueda de recursos económicos.

Nos servirá para superar las dificultades que puedan ir apareciendo durante la planificación, puesta en marcha y posterior gestión de nuestra actividad empresarial.

La red social con carácter generalista que puedes crear a través del reconocimiento como autor de un blog, como protagonista de una campaña de video-marketing, como autor de un libro electrónico y muchos otros ejemplos relacionados con el mundillo del ”Sígueme en…”, no es exactamente el mismo intangible estratégico que si creas una red de contactos con personas que puedan aportarte realmente algo relevante que te ayude en tu negocio: networking.

Sin embargo, es cierto que todo viene relacionado, y siempre es mejor tener cierta notoriedad, pero no necesariamente veo los dos casos expuestos como el mismo recurso estratégico.

.

sociedad del conocimientoCreo que hay una excesiva y absurda búsqueda de la notoriedad.

La mayor parte del tráfico de la red se la llevan unos cuantos blogs y sitios web, un diminuto círculo, si lo comparamos con la cantidad de autores y contenidos existentes.

La pena es que he visto muchos artículos interesantes de personas que no son reconocidas, ni tan siquiera habían sido twitteadas una sola vez; sin embargo, me han aportado más que ciertos contenidos pseudo-intelectuales que leo de la mano de algunos ”maestrillos” del mundo digital.

Cierto es que algunos no han sabido posicionarse como profesionales de referencia, otros están en camino y no todos persiguen estos objetivos. Pero escribir en un blog no debe hacerse únicamente para perseguir objetivos de este tipo; un blog es el soporte que te permite expresar tus opiniones al mundo virtual, y no estás obligado a perseguir la calidad en el contenido y la aparente exquisitez como profesional.

Es genial que luches por tus sueños y trabajes a diario con determinación para ir construyendo tu intangible estratégico, pero si deseas ser reconocido te aconsejo que lo afrontes con paciencia y humildad.

.

No valores a tus contactos sólo por sus galones.

Dicen que los ricos no son peores que los pobres y que son los nuevo-ricos los que pueden llegar a ser más crueles y mezquinos.

Puede suceder que termines pensando que eres alguien importante o por tratar de ser un personaje popular e influyente imites el comportamiento de ciertos profesionales de referencia. Es aconsejable que te fijes en su trabajo y cómo lo dan a conocer, siempre y cuando tengas los pies en el suelo y no vivas una mentira que te conducirá a comportarte como el más interesado y clasista.

Ten cura de no perder ”amistades” que merecían la pena y te podían ayudar durante el camino de emprender.

.

¿Cuando emprender?

Mi recomendación final es que emprendas cuando el corazón te lo diga y te asegures que la ventana de la oportunidad esté abierta, haciendo valoración de si tu idea se traduce a una verdadera oportunidad de negocio. Asegúrate, también, de formar un equipo emprendedor sólido y que entre todos seáis capaces de conseguir los recursos estratégicos mínimos.

Nota: si deseas expresar tu opinión puedes hacerlo en la sección ”comentarios” que encontrarás más abajo.

.

Autor: Jordi Valls

Si te ha gustado el artículo: te invito a compartirlo con tus contactos. Gracias

.

twitter-follow-Novmarketingfeed-RSS

Anuncios

4 thoughts on “Emprender en la sociedad del reconocimiento

  1. Muy interesante apreciación sobre “la fama”. El reconocimiento sobre una idea parte desde la creencia en la misma, desde la creencia de los demas en ella (no en la persona), desde su conocimiento y además de un equipo que la empiece a llevar a cabo.
    La Fama desvirtua la realidad de una idea, pues el hecho de personalizar físicamente, en alguien o algo no ayuda en el propio desarrollo del conocimiento de la misma, en algunos casos, a la comprensión del negocio aparca el interes pues este viene generado por la “confianza” en su creador o desarrollador, de aquel que emprende. En algunos casos los “mensajeros” aplican un marketing que da lugar a equívocos, pues si tienen la “duplicación” como sistema y no el “conocimiento”… entonces realmente no han realizado el análisis necesario para emprender… una copia no puede mejorar un original… pero una copia retocada… si puede conseguirlo. Conocer, aprender y saber desarrollar, es seguro, el principio de un camino… para conseguir convertirlo en autopista. Gracias Jordi.

  2. Excelente reflexión sobre el EMPRENDIMIENTO.
    Es ahora, en la Era de La Informatica, cuando los que hemos conocido el EMPRENDEDOR QUE TENEMOS, que tenemos que aprovechar el desarrollo y evolución de la WEB 2.0 Y WEB 3.0, con las cuales no necesitamos ser FAMOSOS para expresarnos ante una comunidad.

    Gracia!!.

    JAIME.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s