El aprendizaje y la innovación como claves del éxito

clave-éxito

A lo largo de nuestro camino como emprendedores (como personas) viviremos situaciones poco agradables que nos podrán a prueba; toda una amenaza para nuestra autoestima. Seguro que en más de una ocasión hemos sentido profundamente una pérdida o ‘fracaso’ como si fuera ‘el final’, el haber cometido errores ‘inaceptables’, cuestionándonos una y otra vez el ‘por qué’ de tal suceso.  

Sucede cuando esperamos la ‘solución mágica’, trasladando toda responsabilidad a las circunstancias  del entorno (y a los demás), cuando lo verdaderamente inaceptable es no hacer nada para la ‘reconstrucción’  y no reemprender nuestras actividades en base a un aprendizaje. 

Tenemos el derecho a fracasar, y el mayor fracaso no es perder, no es cometer errores. El mayor fracaso es no haberlo intentado, teniendo cabida aquí el intentar recuperarse tras el golpe recibido.

Puntualizo que fracasar y errar no terminan de ser el mismo concepto. ‘Errar’ es la alternativa a ‘acertar’ en toda iniciativa, y depende de las espectativas que tengas, de los objetivos fijados, de qué entendemos por ‘acertar’.  Sin embargo, ‘fracasar’ está más relacionado con la actitud (negativa ante el error), con la gestión de nuestras emociones, con el miedo, con el no aceptar ciertos errores, no tolerar los riesgos o no tratar de seguir adelante. (Gracias a José Miguel Bolívar de Optima Infinito he considerado aclarar este punto)

El camino al éxito no será un camino fácil, y muy posiblemente ‘fracasaremos’ en más de una ocasión antes de alcanzarlo. Lo saben los emprendedores de más éxito; ellos aceptaron en su día los riesgos que corrían durante la actividad de emprender, como la vida misma. Tuvieron que elegir entre el camino del lamento (el miedo) y el camino de tolerar situaciones estresantes, aceptando los riesgos y la incertidumbre que caracteriza el futuro. Se trata, en definitiva, del miedo a enfrentarse a la vida.

Las empresas que no se adapten a los cambios y al entorno no conseguirán sobrevivir, y cuando nuestros proyectos no tienen los resultados esperados es una señal de que algo no va bien, una llamada a la acción, a analizar de manera constructiva lo sucedido para definir una nueva estrategia.

El mito empresarial, idea o creencia acerca de lo que es fracasar cuando se trata de emprender un negocio nuevo (o proyecto en el sí de una organización ya existente) es un problema para países como España donde aún trabajamos y vivimos con unos modelos obsoletos. Lo peor se da cuando pensamos que es la mejor manera de afrontar una crisis, los cambios, y no tratamos de mirar la ”realidad” desde otra perspectiva.

En países de América se entiende que un emprendedor que no ha tenido el éxito esperado con una empresa no es un fracasado, sino más bien lo que es: un emprendedor. Sin embargo, en España da miedo citar en el currículum que iniciaste algo que no funcionó, sencillamente porque te califican de fracasado.

Convivir con el riesgo y la incertidumbre es algo que todo emprendedor debe aceptar y aprender a hacerlo. Cuando el miedo al cambio nos paraliza y optamos por continuar nuestros caminos en base a ciertas creencias o ‘maneras de hacer’ convencionales, las cuales quizás sí nos sirvieron en el pasado pero que en el presente ya no, estamos evitando ‘reiniciar nuestro sistema’ y tiramos a la basura mejores soluciones.

 

La acción no debe ser una reacción sino una creación. Mao Tse-Tung (1893-1976)

 

Los obstáculos son parte de las circunstancias. No olvidemos ser creativos para la generación de nuevas soluciones a través de una mirada distinta a los problemas, y aplicar esas soluciones (innovar).

Es crucial hacer una lectura de los sucesos diferente; afrontarlos con optimismo, identificando, aceptando y aprendiendo de los errores, buscando el camino hacia la recuperación.

Cuando una nación, empresa o persona potencia tal capacidad, tiene en sus manos la clave que conduce al éxito. 

 

Imagen de Shondra Hull

Autor: Jordi Valls – @jordimkt

 

Opción-compartir-2

About these ads

5 thoughts on “El aprendizaje y la innovación como claves del éxito

  1. Así lo creemos muchos, Jordi. El cometer errores forma parte parte del aprendizaje. Cuando un niño está estudiando y en un examen no ha contestado bien, volverá a repetir el examen y no por ello dejará sus estudios. Volvera a repasar. Es mas…cuando algo se repasa habrá cosas que se nos quedarán mejor, aunque no formen parte el examen, y que habíamos pasado por alto.
    La mejor estrategia es esa, volver a repasar, aprender y rectificar, siempre que de verdad se quiera sacar una buena puntuación.
    ¡Buen consejo!.
    Un saludo.

  2. Gracias Mª Carmen por tu interés y por comentar tu punto de vista.

    Errar es importante para aprender y mejorar.

    Un saludo

    Jordi Valls

  3. Creo que debemos recordar el primer hábito de la gente realmente efectiva de Stephen Covey: Sea proactivo, lo que el explica como la capacidad de pensar (y agrega que tenemos ese tiempo) antes de reaccionar y de esa manera poder elegir cómo accionar. Por otra parte, como Coach Ontológico, postulo que tenemos que cambiar nuestra mirada con respecto a nuestros errores, y ya no verlos como tales, sino como espacios de aprendizaje. Esto nos empodera en vez de debilitarnos. ¡Muchas gracias por tu post! ¡Muy bueno!

  4. Pingback: El aprendizaje y la innovación como claves del éxito « Ubuntu y Software Libre al 150%

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s